martes, 24 de enero de 2012

Lala Garcia ........;Puede ser que con el paso del tiempo, los años, los kilos o las libras, el vientre del regalo sagrado y quien sabe que otras razones mas, nuestras curvas femeninas se hayan "difuminado"... Mas existe una que nunca perderemos, ¡nuestra sonrisa! No perdamos la grata costumbre de sonreír.

No hay comentarios: