domingo, 30 de octubre de 2011

Equanimity_by_alexiuss.jpg
AUTORRETRATO.....

Just Four You - Ernesto Cortazar

Modelos: Alexander Kondrashov, Denis Ksenevich Fotógrafo: Paul Ryzhenkov

Photobucket
tango Pictures, Images and Photos

Niccoló Paganini: "Violin Sonata No 6"




Luisa Margarita Garcia.....;Una fruta podrida puede echar a perder un saco. Qué pasará si la fruta buena cae en el saco podrido y ningún ojo está atento?

Arcanidad terrible de la vida,
destino lleno de rigor sin nombre,
infancia entre las sombras escondida,
aprieta sin piedad, que das en hombre.
No esperes con tu golpe furibundo
avasallar mi soberano aliento:
es grande mi tormento como el mundo;
pero el alma es mayor que mi tormento.

Y siempre aquí, con arrogante calma
de tus rencores la sin par fiereza
afronto audaz, que la grandeza de alma,
aunque pequeño soy, es mi grandeza.

Nunca al poder ni al oro me arrodillo,
y aunque me agobie padecer tirano
me muero de hambre; pero no me humillo.
seré cadáver, pero no gusano.

Bien, alma, ¡bien! porque jamás te humillas.
eres inmensa en tu sufrir constante.
¡No mendigues la gloria de rodillas,
conquístala de pie, mártir gigante!

Nací juguete de la vil fortuna,
y me acompañan en fatal camino,
la negra sombra que bañó mi cuna,
la negra mano que marcó mi sino.

A la luz de brillantes ilusiones
de la horrible verdad vi los arcanos,
y fue mi alma festín de las pasiones
como el cuerpo es festín de los gusanos.

Lloré por la esperanza asesinada,
pero tanto creció mi desventura,
que traduje en sonora carcajada
la suprema expresión de la amargura.

Al fin, cansado de mortal quebranto
adopté el estoicismo por divisa:
tanto lloré, que se agotó mi llanto,
tanto reí que se acabó mi risa.

Sin fe, sin juventud, la despreciada
vida infeliz indiferente rueda.
con mi última ilusión evaporada
¿qué me queda en el mundo?. ¿qué me queda?

Ya no tengo sonrisa ni gemido;
ni amo, ni aborrezco, ni ambiciono,
que en indolencia criminal sumido
hasta mi propio espíritu abandono.

Hora tras hora solitario pierdo
envuelto en bruma de oriental pereza;
es mi goce sufrir con el recuerdo,
entregado al placer de la tristeza.

Pláceme abrir heridas mal cerradas,
contemplando a la espalda de los años,
ilusiones de fuego, sepultadas
en la nieve de horribles desengaños.

.Charles Baudelaire

El Condor Pasa - George Zamfir

Noche de San Juan, noche de brujas. Esta noche en muchas ciudades y pueblos de España se celebra la noche de San Juan, también ocurre en muchos países europeos y americanos. Todas son similares, pero cada una tiene su estilo propio, fuego, rituales, hechizos… ¿ Pero sabemos como surgió esta idea ?, vamos a por ello. Es una festividad muy antigua en la que se celebra la llegada del solsticio de verano en el hemisferio norte cuyo rito principal consiste en encender una hoguera. La finalidad de este rito era “dar más fuerza al sol”, que a partir de esos días, iba haciéndose más “débil”; los días se van haciendo más cortos hasta el solsticio de invierno. La noche de San Juan está, así mismo, relacionada con antiquísimas tradiciones y leyendas españolas como “La Leyenda de la Encantada”. En esencia, la leyenda narra la aparición de una bellísima joven peinando su larga cabellera con un peine de oro, en torno a la Noche de San Juan y en las cercanías de un castillo, cueva u otro paraje natural cargado de fuerte simbolismo. El encuentro con ella puede suscitar un encantamiento del espectador que, generalmente, suele ser un pastor o agricultor. Para ver las distintas versiones de esta leyenda podéis visitar ” La Leyenda de la Encantada “. A pesar de que existen múltiples variantes locales, una serie de elementos son comunes a todas ellas: la protagonista (una joven de larga cabellera), el momento temporal (Noche de San Juan), manifestación (peinándose) y otros elementos (espejo, peine – generalmente de oro -, boda). Es la noche de las brujas por antonomasia: si uno mira al cielo atentamente seguro que descubre alguna volando en su escoba hacia el aquelarre. Hay muchos rituales supersticiosos, o mágicos según se desee, vinculados a esta noche: Se dice que el rocío de la noche de San Juan, recogido antes de la salida del sol y restregado por los ojos cura el mal de ojo. Si eres más osad@ y te bañas en rocío, tu juventud se conserva milagrosamente. Si no sabes cual es tu amor verdadero de entre varios hombres: coge tres alcachofas cerradas, mete en cada una de ellas el nombre de uno de los pretendientes y déjalas al raso la noche de San Juan, por la mañana sólo una se habrá abierto, la que contenga el nombre de tu amor. Se dice que las hierbas medicinales recogidas esta noche son especialmente eficaces. Un ramo de verbena recogido y confeccionado esta noche y colgado en la cocina traerá a la casa salud y bienaventuranza. Los celtas consideraban esta planta sagrada y salían a recolectarla con sus flores azules en estas fechas. En esta noche, al igual que en las fiestas de solsticio de invierno, se dice que las puertas del reino de los muertos se abren. Otra tradición muy extendida vinculada a estas ideas paganas es la misteriosa desaparición de personas durante esta noche de San Juan. Se dice que esa noche mágica se comunican el mundo del más allá con el del más acá. Es el momento de espantar los malos espíritus: En San Juan meigas y brujas huirán (En San Xoán meigas e bruxas fuxirán), que se suele decir en Galicia. Es una noche mágica, noche de brujas. Una noche de rituales y fiestas, una noche de duendes, de sueños, de deseos… pero sobre todo es una noche de fuego, de calor y de luz. Es el festival del fuego por antonomasia. Y como en Guadalcanal no es una fiesta que actualmente se celebre de una manera especial os propongo un vídeo de cómo se disfruta esta noche de aquelarre y hogueras con las buenas gentes de Galicia



LIBROS | Ayudado por sus alumnos Tomás Hijo reúne 500 leyendas urbanas españolas Tom Cruise en 'Magnolia', película que se nutre de leyendas urbanas. Series como 'CSI' o la película 'Magnolia' se nutren de ellas En España se han acuñado unas cuantas José Oliva (Efe) | Barcelona La conspiración en la muerte de Lennon, la idea de que el agua de la piscina se vuelve roja en contacto con la orina, la supuesta explosión de una prótesis mamaria de Ana Obregón en un avión o 'la chica de la curva' son algunas de las 500 leyendas urbanas reunidas en un libro por Tomás Hijo, profesor en la Universidad de Salamanca, quien cree que "las leyendas urbanas son el reverso tenebroso de los chistes". El origen de la obra, titulada 'El libro negro de las leyendas urbanas, los bulos y los rumores maliciosos' (Editorial Styria), es el interés del autor "desde siempre" por recopilar leyendas antiguas, "algunas de las cuales son de toda la vida, si acaso adaptadas a los nuevos tiempos". A partir de Internet, de conversaciones, de la televisión y de sus propios alumnos, Tomás Hijo ha conseguido agrupar en un mismo volumen unas 500 historias, en las que, según ha comentado, buscaba su "carácter literario". Acuñada por los antropólogos estadounidenses, la denominación 'leyenda urbana' es, reconoce Hijo, equívoca, pues "seguramente la leyenda urbana más famosa, la de 'la chica de la curva', transcurre en una carretera secundaria". Según esta leyenda, una persona recoge a una autoestopista en una carretera apartada de la civilización, quien le advierte del peligro que tiene la siguiente curva. Ante la extrañeza del conductor, la chica le dice que conoce muy bien la curva porque murió en ella en accidente; y cuando el chófer vuelve a mirar a la joven la distracción le cuesta la vida. Las leyendas urbanas, un filón para los guionistas Las leyendas urbanas han sido utilizadas por el cine y la televisión: "en la serie CSI aparecen muchas; la película 'Magnolia' hace un uso maravilloso de estas historias dentro del guión; y la serie B ha echado mano en muchas ocasiones de la supuesta presencia de cocodrilos en las alcantarillas de Nueva York", añade Hijo. Al igual que sucede con los chistes, "las leyendas urbanas se basan en el miedo y los prejuicios que todos tenemos y sus protagonistas suelen ser los mismos a lo largo de la historia: un rey, los extranjeros, los famosos, los políticos, los toreros". Uno de los ejemplos mencionados de esa adaptabilidad es aquella historia según la cual el Rey Juan Carlos, oculto tras su casco de motorista, rescató con su moto a una persona en una carretera secundaria, "la misma leyenda que atribuía a Federico Barbarroja, anónimo tras su yelmo, el rescate de un niño perdido en un bosque sombrío". Un nido de historias 'truculentas' En España, asegura el autor salmantino, además de la leyenda de la 'chica de la curva', "las más difundidas son la de la supuesta explosión de unos implantes de silicona de Ana Obregón o la creencia popular de que si alguien se orina en una piscina será delatado por un color rojo en el agua, algo a lo que contribuyó Santiago Segura con su película 'Torrente'". El miedo y el desconocimiento de la gente se convierten en un cóctel impredecible en leyendas urbanas ligadas a grandes catástrofes como los atentados terroristas del 11-S y el 11-M. "Se ha llegado a comentar que el Gobierno americano fue el responsable, que la Bolsa tuvo un comportamiento prebélico, que todos los judíos de las Torres Gemelas abandonaron el edificio poco antes de las explosiones, que los edificios no cayeron por el impacto de los aviones sino que se trataba de una demolición controlada", apunta Hijo. En su opinión, "todas esas historias circulan porque la versión oficial no es capaz de satisfacer la necesidad de información".



Tom Cruise en 'Magnolia', película que se nutre de leyendas urbanas.
Tom Cruise en 'Magnolia', película que se nutre de leyendas urbanas.

Leyendas, mitos, realidad...................que hay de verdad en ellas?. Muchas nos cuentan historias parecidas, pero hubicadas en distintos lugares… Las leyendas son ciertas?, cuantas estan basadas en la realidad, y cuantas fruto de la imaginación, pero lo curioso es que en distintas partes del mundo aparecen similares historias con distintos personajes. Tambien se mezclan en ellas los cuentos, relatos mezcla de leyenda e imaginación que nos relatan historias maravillosas que nos llevan a mundos mágicos. Descripción de Wikipedia sobre la palabra: LEYENDA Leyenda es una narración oral o escrita, con una mayor o menor proporción de elementos imaginativos y que generalmente quiere hacerse pasar por verdadera o fundada en la verdad, o ligada en todo caso a un elemento de la realidad. Se transmite habitualmente de generación en generación, casi siempre de forma oral, y con frecuencia experimenta supresiones, añadidos o modificaciones. Una leyenda está generalmente relacionada con una persona,una comunidad, un monumento, un lugar o un acontecimiento cuyo origen pretende explicar (leyendas etiológicas). A menudo se agrupan en ciclos alrededor de un personaje, como sucede con los ciclos de leyendas en torno a Robin Hood, el Cid Campeador o Bernardo del Carpio. Las leyendas contienen casi siempre un núcleo básicamente histórico, ampliado en mayor o menor grado con episodios imaginativos. La aparición de los mismos puede depender de motivaciones involuntarias, como errores, malas interpretaciones (la llamada etimología popular, por ejemplo) o exageraciones, o bien de la acción consciente de una o más personas que, por razones interesadas o puramente estéticas, desarrollan el embrión original. Cuando una leyenda presenta elementos tomados de otras leyendas hablamos de "contaminación de la leyenda".

sábado, 29 de octubre de 2011


ESPIRALES DE JAMÓN Y QUESO



 


Ingredientes: 

150 ml de leche 
1 pizca de sal 
50 grs azúcar 
70 grs manteca 
3 yemas 
25 grs de levadura 
400 grs de harina 


Relleno: 

200 grs jamón cocido 
200 grs queso en fetas 
manteca fundida 


Preparación: 

Mezclar la leche, la sal, el azúcar y la manteca. Añadir las yemas y mezclar unos segundos más con batidora a velocidad suave. Agregar harina y levadura, seguir batiendo 15 segundos, a una velocidad más fuerte. Luego amasar la mezcla. Humedecer las manos con aceite y estirar la masa formando un rectangulo, untar bien de manteca fundida, y poner una capa de jamón y una de queso. 
Enrollar intentando que quede apretadito como si fuera un brazo gitano. Cortar en rodajas con un cuchillo afilado. Tienen que ser un poco gruesas. 
Colocarlas sobre una bandeja de horno cubierta de papel manteca, y dejarlas que doblen su volumen (unas dos horas) tapadas con un film transparente engrasado sin fijarlo para que puedan subir. 
Por último pintar con huevo batido y hornear en horno precalentado a 200 ºC de 15 a 20 minutos, hasta que esten doraditos.



Ingredientes:


Para las crepes


8 cucharadas soperas de harina


400 ml de leche (1 vaso)


4 huevos


2 cucharadas de mantequilla


Sal


Para el relleno


Ingredientes al gusto


Jamón york


Queso de fundir


Nata


Quesos variados rallados


Instrucciones:


Hacemos los crepes: Batimos en la batidora los ingredientes, y dejamos reposar en el frigorifico 20 minutos después de este tiempo ya esta la masa lista para cuajar. En una sarten antiadherente caliente untatada con mantequilla, vertemos un cazo de la mezcla y movemos la sarten para que la masa se extienda por la base. La masa que no se haya quedado adherida a ella se vierte de nuevo con el resto de la mezcla. Esperamos que se dore por un lado, algo que se aprecia cuando el crep quede suelto, y en ese momento le damos la vuelta como si fuese una tortilla y dejamos que se dore por el otro lado. Retiramos y dejamos en una fuente o plato y, asi, vamos acumulando crepes los podemos rellenar tanto dulces (chocolate, mermelada...), como salados (jamon york y queso, pate...) . Los rellenamos al gusto y le ponemos la nata y el queso , y gratinamos hasta que el queso se derrita.


Salu2

viernes, 28 de octubre de 2011

monasterio de boltaña 2 Fotografía realizada por Carlosgg, EstherCM y Jaydi7675

monasterio de boltaa 2 (Jaydi y...) Tags: espaa spain huesca ghost aragon spa espectro fantasma monasterio pirineo mobiliario antigedades boltaa barcel carlosgg jaydi7675 monasteriodeboltaa esthercm

Leyenda ''El misterioso cerro de San Juanillo''



Desde el apacible y pintoresco valle de Jesús de Otoro, se divisa en los días despejados un cerro puntiagudo que corona la Sierra de Montecillos
Es el famoso cerro de San Juanillo que se levanta majestuoso y silencioso, con una belleza extraña que sobrecoge ¡Cuantas historias y leyendas extrañas cuentan los otoreños viejos, en las noches de luna llena! Cuando entre la sombra y la triste claridad se dibujan, allá en el sur-este del poblado, los contornos tenebrosos de San Juanillo.’’
En la base del cerro descansan los caseríos de ‘’ La Danta’’ y ‘’Piedras Gordas’’ con casitas de bahareque y paja. Sus habitantes se dedican al cultivo de maíz, frijol, el café y la caña de azúcar, productos que sacan a los mercados de Siguatepeque y San Pedro Sula. Los habitantes temen a San Juanillo. Nadie es tan imprudente como para penetrarlo durante el día, mucho menos por la noche, porque no es el primero que ha hecho viaje y no ha regresado para contar sus misterios y aconsejar a los temerarios que nunca faltan, para frenar sus deseos de escalar aquellas laderas llenas de roble y pino, para llegar hasta lo desconocido y desentrañar el enigma.
Por las noches, recién pasada la hora de la oración, puede escucharse el canto lejano de un gallo en la cima de San Juanillo y de vez en cuando repique de campanas sonoras que rompen el aire.
Hace mas de 30 años un niño de ‘’La Danta’’ extravió el camino y en lugar de tomar la vereda que conducía a su caserío comenzó a subir una pendiente que se le antojo interminable.
Cuando el cansancio lo comenzaba a vencer, penetro en un paraje exuberante de arboles frutales y flores extrañas, siguió caminando, el cielo lucio claro y sin nubes. Escucho el canto de un gallo… el ave se encontraba subida en la rama de un  árbol de pino, sus plumas y todo su cuerpo eran de oro.
EL niño estaba maravillado: la vegetación, el murmullo de las hojas tocadas por el viento, el canto alegre de los pájaros, el prado limpio y resplandeciente… pero sobre todo la sensación de paz… Cuando comenzó a caer la noche, la luna reemplazo al sol, el niño busco abrigo bajo un árbol, después se durmió. Cuando despertó se encontró a la orilla del camino real. Lo increíble y la realidad se mezclaban en la mente confundida del pequeño.
Hubiera deseado quedarme allí – nos dice el campesino Juan Hernández, hoy padre de 8 hijos.
Con el corre de los años dos hombres de Comayagua intentaron escalar el cerro SUS CADAVERES aparecieron a los tres días de iniciada la aventura.
El suceso mas recordado es el del gringo aquel que un día apareció en Jesús de Otoro. Muchos lo recuerdan: llevaba cantimplora, botas de cuero, un enorme sombrero, mochila y ropa de caqui.
Busco un guía , lo encontró.. se dirigieron a San Juanillo  en una mañana soleada. El guía apareció casi muerto de hambre y sed en lo mas espeso de la montaña de ‘’El Palmar’’… el gringo fue encontrado muerto a los 15 días a la orilla del camino real, su cuerpo estaba en buen estado. Un helicóptero de la Misión Americana vino a recoger sus restos.
Las investigaciones realizadas no prosperaron gran cosa porque las explicaciones para los encargados de la ley eran absurdas. El guía insistía que había permanecido en un sitio poblado de arboles frutales, flores de formas y colores desconocidas y poblado de aves cantoras. El gringo según la versión del sobreviviente, quedo ‘’encantado’’ de la belleza que ofrecía la naturaleza y siguió adelante, -yo tuve miedo y regrese, declaraba.
El caso ha quedado en el misterio. Se especula que el norteamericano andaba realizando investigaciones geológicas y que su viaje no tuvo que ver con los deseos de averiguar los misterios del cerro de ‘’San Juanillo’’
¿Quién es el valiente, que se atreverá a llegar a la cima del cerro encantado? San Juanillo sigue alla, silencioso y rodeado de aldeas centenarias. Muchos quieren oír su leyenda, pocos tienen el ánimo de iniciar la aventura.

.Casa encantada

Una familia se mudó a una casa enorme. Cuando entraron había un cuadro de un payaso con la palma de la mano abierta, era muy bonito así que decidieron dejarlo. 
Cuando llegó la noche todos se acostaron. A la mañana siguiente el padre de la familia murió. Nadie se dio cuenta en el payaso, pero e su mano había bajado un dedo. 
A los pocos días murió la madre y el payaso bajó otro dedo. Así fue haciéndolo hasta que ya tenía todos los dedos bajados menos el meñique. 
Aquella noche la casa se quemó y los bomberos fueron a apagarla, pero lo único que pudieron salvar fue el cuadro del payaso. 
Después de pasar 10 años reformaron la casa y otra familia se mudó a vivir allí. Cuando entraron vieron el cuadro del mismo payaso con la palma de su mano abierta... 

Bueno, esta casa está en Cádiz capital, la leyenda cuenta que hace 50 años aprox. vivía un admirante muy conocido, un día sin venir al porqué se encerró y hizo un agujero muy hondo de 2 ó 3 pisos (abajo no vivía nadie) y la leyenda cuenta que murió allí y cuando pasas por allí a partir de las 1.30h de la noche que fué cuando murió se escucha al admirante llorar y reírse como si estuviera loco. 

.La carretera

De la ciudad de Toluca a la ciudad de Ixtapan de la Sal, anteriormente era obligado transitar por una carretera bastante sinuosa y peligrosa, pues bordea un precipicio sumamente profundo casi vertical y de roca sólida. Actualmente existe una autopista. Bueno, pues un día de tantos, y como cada uno de ellos en muchas ocasiones, un autobús partió de Ixtapan de la Sal con rumbo de Toluca. El viaje era de lo más normal y era por la noche, muchos de los pasajeros habían hecho ese viaje muchas veces. El autobús inició el viaje lleno, subió por la cuesta sin problemas, inició a llover, también como tantas veces en esa parte del camino, entonces alcanzó el punto más alto y desde luego inició el descenso e iniciaron las famosas (por acá) curvas de Calderón, un tramo de carretera, en el cual las curvas son sumamente cerradas y peligrosas, además se caracteriza porque sin importar si se va a Toluca o se viene de ella esa parte es de bajada, pues es parte de una hondonada bastante grande y donde hay un puente en el cual sólo cabe un auto (aún existe y se usa, también me he preguntado porque razón no han arreglado ese puente) y está además al salir de una curva muy cerrada. 

En ese puente han pasado accidentes muy fuertes y muchos de ellos mortales, está tan hondo que a no ser por la cantidad de piedra afilada a los lados, fácilmente podría sujetarse un bonggi (creo que así se escribe). Pues el autobús en cuestión inició su descenso, con lluvia y por supuesto el pavimento mojado. De repente los pasajeros se percatan de que el autobús está ganando velocidad y se asustan, reclaman al conductor quien no dice nada en absoluto, entonces sumamente nervioso al fin atina a decir “están fallando los frenos”. 

En poco tiempo el autobús toma tanta velocidad que es imposible controlarlo y en una curva el autobús se precipita al vacío, muchos mueren a causa del golpe, otros yacen inconscientes, el autobús se incendia y en poco tiempo es consumido por las llamas. Nadie escuchó los gritos de los pocos pasajeros que pedían ayuda y todos mueren de una forma horrible. 

Mientras tanto en las oficinas de la central de autobuses no reciben el reporte de que el autobús número 40 (inventado) de esta línea de autobuses haya llegado, está demasiado atrasado y era el último de la noche de modo que si se averió, no habrá otro que lo alcance y pueda traer a los pasajeros, de modo que se envía a investigar. No parece haber rastro de él sino hasta llegar a las curvas de Calderón donde se reporta un terrible accidente, localizado por una patrulla de policía. No hay sobrevivientes y los cuerpos están unos destrozados fuera de lo que quedó del autobús y otros calcinados dentro del mismo. 

Sólo fue noticia por poco tiempo, pero a partir de esa fecha y por las noches si te encuentras en la carretera de Ixtapan de la Sal, con rumbo a Toluca por la noche, y le haces la parada a un autobús, es posible que sea este autobús número 40 el que se pare y te abra la puerta. Al abordarlo notarás que es un autobús antiguo, pero en buenas condiciones, y como algunas líneas de autobuses usan autobuses no tan nuevos, no te importará mucho, pero entonces te percatarás de que aun cuando va lleno, con personas de pié, hay siempre un lugar vacío, o dos o tres, siempre de acuerdo con el número de personas que le hacen la parada y lo abordan. Nadie se sienta de modo que te sientas aun cuando te parece raro, y sientes un vacío en el estómago. Te percatas de que a pesar de la hora nadie va dormido, mujeres hombres y niños van despiertos, pero nadie habla, ni siquiera los niños, es un silencio pesado, además todos van bien arreglados ¿Por qué? Nadie sabe, entonces el cobrador (auxiliar del chófer que revisa los boletos o te cobra el pasaje) inicia pocos minutos a revisarlos, preparas el costo de tu pasaje pero, jamás pasa a tu lugar para solicitar el costo, eso es aun más raro, pero piensas que al bajar en la Terminal pagarás. Llegas a Toluca sin contratiempos, pero pasada la media noche, entonces el chófer detiene la unidad antes de llegar a la Terminal y te dice que debes bajar en ese momento, aunque no entiendes la razón obedeces. Entonces al llegar a la altura del chófer, el único que habla y, al intentar pagar tu pasaje, te dice que no es nada y añade “Baja ahora y no voltees hacia atrás antes de que cierre la puerta o jamás dejaras el autobús”. Quienes obedecen, bajan y no voltean, si no hasta que se escucha el sonido de la puerta al cerrar y se escucha el motor del autobús arrancar, sólo para darse cuenta de que no hay autobús, este mismo ha desaparecido. Los desobedientes al bajar voltean y lo que ven es un autobús hecho pedazos, dentro esqueletos descarnados y el chófer mirándote sin decir nada. El autobús desaparece y la persona en cuestión muere unos días después. 

Se dice que a partir de ese momento su fantasma sube al autobús y viajará eternamente en él por causa de su desobediencia. Si por casualidad algún día viajas a Ixtapan de la Sal y de regreso tu auto no funciona, es mejor buscar la forma de regresar a Ixtapan, pero si te arriesgas y por la noche haces la parada a un autobús, quizá sea el número 40. Si es así sólo obedece las instrucciones de ese modo podrás contarlo, de lo contrario serás condenado a viajar por esa ruta en ese autobús por la eternidad. 

El diario de un niño

Día 13 de abril de 1895
Hoy ha llovido toda la tarde y mamá no me ha dejado salir a jugar, pero igual he salido. Y ahora me he enfermado. Me duele mucho la pancita y la cabeza. Papá trajo a una mujer para que sea mi enfermera. Es una mujer joven. Mamá no quiere que se quede aquí conmigo ni que me cuide. Dice que es una bruja. Así que le ha pedido al criado que traiga la cama de ella aquí junto a la mía.
Día 17 de abril de 1895
Mama parece que también ha enfermado. Ahora Ella debe cuidarnos a las dos. Mama está mal. Tiene fiebre y habla cosas que no entiendo que significan. Me asusta que esté así…
Noche del 17 de abril de 1895
Fui a buscar un vaso de agua para mama y sin querer espié por el dormitorio de Ella. Estaba con papá. Y el la besaba y hacían cosas… Me fui corriendo pero creo que ella igual me vio…
Día 20 de abril de 1895
Ella le trajo a mamá una cosa rara para que comiera. Mamá no quería y ella la obligaba. Le abría la boca y le ponía eso y le hacía tragar todo. Después le daba leche…pobre mama… cada vez está peor, y yo no mejoro nada, aunque ya no me duele la cabeza. No le conté nada de lo que vi la otra vez, o se pondría peor. Ella creyó que yo estaba dormida y no me hizo ni me dio nada. Papa viene y nos saluda de vez en cuando. Mama esta casi todo el día inconsciente y de noche cuando esta cuerda me dice que no coma lo que Ella me da…
Día 1 de mayo de 1895
Mamita se ha ido al cielo. Eso me dijo papa. Pero yo se que mami no se quería ir. Ella le ha obligado. Es mala. No quiso que fuera con ellos al cementerio porque dice que soy muy revoltoso y que desobedezco. (Quisiera que mama estuviera aquí así me explicaría que es revoltoso). Papa ya no me quiere. Hace mucho que no viene y me habla como antes… Ahora la quiere a Ella…
Día 6 de mayo de 1895
Tengo miedo. Ella me ha querido mandar lejos. No quiere que este con papa. Quiere que vaya a un internado y papa no quiere. Ella ha mirado como si quisiera que desapareciera… le tengo miedo. Ayer me ha quitado a Tito y no me lo ha devuelto. Le he rogado pero me ha dicho que soy un niño grande ya para tener osos. ¡No me importa! Mama nunca me ha quitado a Tito. Se lo he dicho y me ha dado un bofetón. Es mala…
Día 24 de mayo de 1895
Me siento mal… creo que le ha puesto cosas raras a mi comida cuando estaba dormido. Esta noche me voy a hacer el dormido y la voy a espiar…
Noche del 24 de mayo de 1895
Ha dicho que no me quiere, y que le estorbo. Que quiere que me vaya al cielo con mi mama así ella puede quedarse con mi papa… Es mala… Mami…. ¿me estará viendo? Desde el cielo deben verse muchas cosas… mamita… si me ves avísame que me esta haciendo… aunque… no, no me digas nada… papa ya no me quiere mas y yo quiero estar contigo.
Día 31 de mayo de 1895
Papa ha venido a verme y se ha asustado. Ha dicho que parezco un fantasma… pero yo se que es por culpa de ella. Ella no quiere que escriba más y ha buscado este diario por todas partes. Pero solo yo se donde está. Igual he tenido que cambiar su escondite. Ahora está bajo el pedazo de loza que esta suelto bajo mi cama… Espero que no lo pueda encontrar.
Día 12 de junio de 1895
Me voy a encontrar con mamita. Estoy contento, triste porque tengo que dejar a papá y enojado porque ella es mala… Ella mató a mama y me esta matando a mí… Ahora estará feliz… Lo que ella no sabe es que a mama la espero un ángel y a mi también me espera uno… A ella le queda poco tiempo… Y su ángel es uno negro… y se la va a llevar a otro lugar… ¿Como lo sé? Él me lo ha dicho. Lo he visto en sueños. Él me dijo que hoy he de estar con mi mama y que ella va a estar en otro lugar. Uno oscuro y tenebroso… Ahí viene mi ángel… Adiós papito… te quiero a pesar de todo… adiós papito mío…
La Santa Compaña 
Estrechamente relacionada con las leyendas, supersticiones y creencias sobre difuntos y entierros, y por tanto también con la festividad de los días 1 y 2 de noviembre, Todos los Santos y Fieles Difuntos,  existe una misteriosa leyenda, es propia de la zona Norte de España; en concreto, de las regiones de Asturias y Cantabria y, sobre todo, de Galicia. Los húmedos, poblados y brumosos bosques del norte de España son ricos en supersticiones y creencias que tienen a los muertos como protagonistas, pero la más famosa, sin duda, citada en numerosos ensayos, libros y películas (recordemos, por ejemplo, “El bosque animado”), es la que vamos a tratar aquí: la leyenda de la Santa Compaña.
La Santa Compaña, según la leyenda y también según las creencias, profundamente enraizadas en la cultura popular, de las gentes que habitan en esos lugares, es una procesión de almas en pena que sale de noche por los campos y bosques. Esta procesión está formada por dos hileras de entre ocho y doce figuras fantasmagóricas, todas ellas vestidas de blanco, vistiendo sábanas o túnicas, con la cabeza cubierta con capuchones y con aspecto cadavérico. Las almas en pena llevan cirios encendidos, tocan campanillas y van deambulando en silencio por las solitarias ‘corredoiras’ (caminos o senderos del bosque, en gallego). No siempre, pero sí en muchas ocasiones, en el centro del cortejo se observa que las figuras fantasmales portan un ataúd, por lo que la procesión es, en realidad, un entierro.
Pero esa procesión de almas tiene una característica singular, que la distingue de cualquier otra que se le pudiera parecer. Nos referimos a que los difuntos que integran la Santa Compaña precisan de un ser vivo que les sirva de guía. Es una persona viva, un humano mortal, quien encabeza la procesión portando un gran crucifijo de madera, un cirio o una antorcha. En su otra mano soporta el peso de un caldero de agua bendita.
Según la creencia popular, la Santa Compaña la conforman las almas de aquellas personas que, en vida, hicieron alguna promesa y no la cumplieron; por ello vagan indefinidamente, y seguirán haciéndolo hasta encontrar a una persona que cumpla por ellos dicha promesa. La llegada de la Santa Compaña a un lugar concreto siempre suele ir precedida de un fuerte olor a moho, a humedad o a cera ardiente, por lo cual quien ande ojo avizor siempre tiene unos momentos para ponerse en guardia.  Nunca viene mal ser precavido, porque las almas en pena aparecen de súbito entre la niebla, y al caminante con quien se encuentran delante, le obligan bien a acompañarles o bien a ocupar el lugar del mortal que encabeza la procesión; habitualmente este último suele ser una persona a punto o próxima a fallecer, con lo cual si se consigue que algún incauto ocupe su lugar, dicha persona podrá regresar a su casa para así morir en paz.
Por ello, si por aquellos umbríos bosques alguien tiene el infortunio o la mala suerte de cruzarse o encontrarse con la Santa Compaña, la sabiduría popular dice que sólo puede salvarse de ser llevado por ella haciendo un círculo mágico en el suelo y metiéndose dentro de él, hasta que haya pasado el cortejo por completo. No hay que mirar a ninguno de los integrantes de la procesión, y se debe por todos los medios evitar que te toquen. Si acaso te toca a ti, es mejor que te pongas a rezar cuantas oraciones sepas. Si llevas encima alguno de estos elementos: un escapulario, una Biblia, la estampita de un santo, una ristra de ajos o un crucifijo, la Hoste (así se la denomina también en Galicia) sabrá que eres un buen cristiano y temeroso de Dios, pasará de largo y te dejará en paz.
Expertos en folklore, al bucear en los orígenes de esta singular leyenda, opinan que la creencia en la misma tiene sus inicios en el pasado celta de Galicia y, en concreto, en los ritos que celebraban los antiguos druidas. Los sumos sacerdotes de los celtas desarrollaban sus rituales en los bosques y vestían con túnicas blancas. Además, los calderos o marmitas eran los recipientes que utilizaban para elaborar sus fórmulas mágicas. Los druidas solían ir en procesión hasta un claro del bosque donde llevaban a cabo sus ceremonias mágicas. Estas costumbres y rituales paganos se mezclaron después con la tradición cristiana y dieron lugar a esta leyenda, alimentada por la picaresca de los contrabandistas, quienes, aprovechando la superstición popular y disfrazados con sábanas blancas, podían cruzar los bosques y los campos sin ser molestados por nadie. De hecho, las ‘apariciones’ solían darse, en zonas poco pobladas, en rutas inhóspitas y a altas horas de la noche.

A BUEN JUEZ, MEJOR TESTIGO

Cristo de la Vega)
Había en Toledo dos amantes: Diego Martínez e Inés de Vargas. Estos dos se amaban locamente, pero un día llegó una mala noticia para los dos, Diego tenía que partir hacia Flandes y esto sembró el miedo y el terror ante los dos, ya que este viaje les separaría y solo Dios sabe por cuanto tiempo. Llegó la hora de la despedida y esta se produjo en la capilla del Cristo de la Vega en la cual los dos se juraron amor eterno y Diego tocando los pies de Cristo prometió desposarla en cuanto regresara.
Mientras Inés se marchitaba de tanto llorar, ahogándose en su desesperanza y desconsuelo, desesperado sin acabar de esperar, aguardando en vano la vuelta del galán. Todos los días rezaba ante el Cristo testigo de su juramento, pidiendo la vuelta la Diego, pues en nadie mas encontraba apoyo y consuelo.
Dos años pasaron y las guerras de Flandes acabaron, pero Diego no regresaba, pero Inés nunca desesperó y todos los días acudía al miradero en espera de ver aparecer a su amado. Un día vio aparecer un tropel de hombres a lo lejos que se acercaban a la muralla de la ciudad, y se encaminaban a la plaza del Cambrón, esta fue corriendo hacia allí a ver quienes eran como había hecho muchas otras veces, cuando allí llegó el corazón le palpito con fuerza, al frente del pelotón de hombre en cabeza iba Diego. ¡Por fin! Tanto tiempo esperando dio fruto, Inés dando gritos de alegría agradecía al cielo el haberle traído sano y salvo, pero Diego al verla le hizo caso omiso como si no la conociera y dando espuelas al caballo se adentro en las callejuelas de Toledo. ¿Qué había hecho cambiar a Diego Martínez? Posiblemente fuera su encubrimiento, pues de simple soldado fue ascendido a capitán y a su vuelta el rey le nombró caballero y lo tomó a su servicio. El orgullo le había trasformado y le había hecho olvidar su juramento de amor; negando en todas partes que él prometiera casamiento a esa mujer.
Inés no cesaba de acudir ante Diego, unas veces con ruegos, otras con amenazas y muchas mas con llanto; pero el corazón del joven capitán de lanceros era una dura piedra y continuamente le rechazaba. En su desesperación solo vio un camino para salir de la dura situación en que se encontraba, ya que en todas partes de la ciudad murmuraban sobre el caso de Diego e Inés, y fue acudir al gobernador de Toledo que en esta caso era Don Pedro Ruiz de Alarcón y le pidió justicia. Don Pedro hizo acudir ante él en el tribunal a Don Diego Martínez y a Inés y primero escucho a uno contar lo acontecido para mas tarde escuchar a Diego negar haber jurado casamiento a Inés. Ella porfiaba y él negaba. No había testigos y nada podía hacer el gobernador. Era la palabra de uno contra la del otro. En el momento en el que Diego iba a marcharse con gesto altanero, después de que don Pedro le diera permiso para ello, Inés pidió que lo detuvieran, pues recordaba tener un testigo.
Cuando la joven dijo quien era ese testigo todos se quedaron paralizados por el asombro, tras un silencio aterrador y una breve consulta de don Pedro con los jueces que le acompañaban decidieron ir al Cristo de la Vega a tomarle declaración. Todos se acercaron a la ermita, un tropel de gente acompañaba el cortejo, pues la noticia del suceso se había extendido como la pólvora. Entraron todos en el claustro, encendieron ante el Cristo cuatro cirios y se postraron de hinojos a rezar en voz baja. a continuación un notario se adelantó hacia la imagen y teniendo a los jóvenes uno a cada lado y después de leer la acusación en voz alta, demandó a Jesucristo como testigo: -¿Juráis ser cierto que un día, a vuestras divinas plantas, juró a Inés Diego Martínez por su mujer desposarla? Tras unos momentos de expectación y tensión el Cristo bajo su mano derecha, desclavándola del madero y poniéndola sobre los autos abrió los labios y exclamo: - Sí Juro.

Buscando la llave

 Muy tarde por la noche, Nasrudin se encuentra dando vueltas alrededor de una farola, mirando hacia abajo. Pasa por allí un vecino.
- ¿Qué estás haciendo Nasrudín, has perdido alguna cosa?- le pregunta.
- Sí, estoy buscando mi llave.
El vecino se queda con él para ayudarle a buscar. Después de un rato, pasa una vecina.
-¿Qué estáis haciendo? – les pregunta.
- Estamos buscando la llave de Nasrudín.
Ella también quiere ayudarlos y se pone a buscar.
Luego, otro vecino se une a ellos. Juntos buscan y buscan y buscan. Habiendo buscado durante un largo rato, acaban por cansarse. Un vecino pregunta:
- Nasrudín, hemos buscado tu llave durante mucho tiempo, ¿estás seguro de haberla perdido en este lugar?
- No, dice Nasrudín.
- ¿Dónde la perdiste, pues?
- Allí, en mi casa.
- Entonces, ¿por qué la estamos buscando aquí?
- Pues porque aquí hay más luz y mi casa está muy oscura.

La leyenda de Arturo, Gawain y la bruja


El joven rey Arturo fue sorprendido y apresado por el monarca del reino vecino mientras cazaba furtivamente en sus bosques.
El rey pudo haberlo matado en el acto, pues tal era el castigo para quienes violaban las leyes de la propiedad, pero se conmovió ante la juventud y la simpatía de Arturo y le ofreció la libertad, siempre y cuando en el plazo de un año hallara la respuesta a una pregunta difícil.
La pregunta era la siguiente: ¿Qué quiere realmente la mujer?
Semejante pregunta dejaría perplejo hasta al hombre más sabio y al joven Arturo le pareció imposible contestarla. Con todo, aquello era mejor que morir ahorcado, de modo que regresó a su reino y empezó a interrogar a la gente. A la princesa, a la reina, a las prostitutas, a los monjes, a los sabios y al bufón de la corte… en suma, a todos, pero nadie le pudo dar una respuesta convincente. Eso sí, todos le aconsejaron que consultara a la vieja bruja, pues sólo ella sabría la respuesta. El precio sería alto, ya que la vieja bruja era famosa en todo el reino por el precio exorbitante que cobraba por sus servicios.
Llegó el último día del año convenido y Arturo no tuvo más remedio que consultar a la hechicera. Ella accedió a darle una respuesta satisfactoria, a condición de que primero aceptara el precio. Ella quería casarse con Gawain, el caballero más noble de la Mesa Redonda y el más íntimo amigo de Arturo.
El joven Arturo la miró horrorizado: era jorobada y feísima, tenía un solo diente, despedía un hedor que daba náuseas y hacía ruidos obscenos. Nunca se había topado con una criatura tan repugnante. Se acobardó ante la perspectiva de pedirle a su amigo de toda la vida que asumiera por él esa carga terrible. No obstante, al enterarse del pacto propuesto, Gawain afirmó que no era un sacrificio excesivo a cambio de la vida de su compañero y la preservación de la Mesa Redonda.
Se anunció la boda y la vieja bruja, con su sabiduría infernal, dijo: “Lo que realmente quiere la mujer es ser la soberana de su propia vida”. Todos supieron al instante que la hechicera había dicho una gran verdad y que el joven rey Arturo estaría a salvo.
Y así fue: al oír la respuesta, el monarca vecino le devolvió la libertad.
Pero menuda boda fue aquella… Asistió la corte en pleno y nadie se sintió más desgraciado, entre el alivio y la angustia, que el propio Arturo. Gawain se mostró cortés, gentil y respetuoso. La vieja bruja hizo gala de sus peores modales, engulló la comida directamente del plato sin usar los cubiertos, emitió ruidos y olores espantosos.
Llegó la noche de bodas. Cuando Gawain, ya preparado para ir al lecho nupcial, aguardaba a que su esposa se reuniera con él, ella apareció con el aspecto de la doncella más hermosa que un hombre desearía ver. Gawain quedó estupefacto y le preguntó qué había sucedido. La joven respondió que, como había sido cortés con ella, la mitad del tiempo se presentaría con su aspecto horrible y la otra mitad con su aspecto atractivo.
¿Cuál prefería para el día y cuál para la noche? ¡Qué pregunta más cruel…!
Gawain se apresuró a hacer cálculos… ¿Quería tener durante el día a una joven adorable para exhibirla ante sus amigos y por las noches en la privacidad de su alcoba a una bruja espantosa? ¿O prefería tener de día a una bruja y a una joven hermosa en los momentos íntimos de su vida conyugal…?
¿Usted qué hubiera preferido… qué hubiera elegido?
La elección que hizo Gawain está más abajo, pero antes de leerla tome su decisión…
El noble Gawain replicó que la dejaría elegir por sí misma. Al oír esto, ella le anunció que sería una hermosa dama de día y de noche, porque él la había respetado y le había permitido ser dueña de su vida.

La magia de las sombras


Muchas culturas la asocian con el alma. Según recientes estudios neurológicos esta antigua creencia puede tener una base fisiológica: el cerebro no la percibe como una imagen, sino como parte del propio cuerpo. ¿Estamos ante la clave de la fascinación que produce en el ser humano?
“Entonces Wendy vio la sombra y le pareció tan sucia de haber sido arrastrada por el suelo, que sintió una gran pena por Peter Pan (…) Y, primorosamente, sacó su neceser de costura y cosió la sombra a los pies de Peter».
Este fragmento de las primeras páginas de la novela de J.M. Barrie relata las dificultades que tiene el famoso niño duende con su propia sombra, a la que incluso se ha pegado al cuerpo con jabón para no perderla.
A diferencia de los duendes, los humanos no han tenido nunca tal problema, pero eso no ha impedido que, desde tiempo inmemorial, temieran que su sombra pudiera ser dañada, pisoteada o incluso robada. Tanto la han valorado que han llegado a considerarla algo más que una mera extensión de sí mismos.
Según la folklorista Christina Hole, «en muchas partes del mundo se ha creído, y en algunas aún se cree, que la sombra de una persona es su propia alma o, al menos, una parte integrante de su ser, tan conectada con su vida que cualquier cosa que aconteciera al cuerpo es sentida por ella».
Las investigaciones llevadas a cabo por los psicólogos italianos Francesco Pavani y Humberto Castiello, de las universidades de Trento y Padua respectivamente, nos ayudan a comprender mejor por qué estas creencias aparecen en todas las culturas, presentando un carácter universal.
En el 2003, Pavani y Castiello realizaron una investigación con diez testigos voluntarios. El experimento medía el tiempo que éstos tardaban en reaccionar a un estímulo eléctrico administrado en el dedo índice o en el pulgar.
Cuando los voluntarios sentían un pinchazo en sus índices, tenían que soltar un pedal bajo el dedo gordo de su pie. En cambio, cuando lo sentían en sus pulgares debían soltar un pedal situado bajo el talón.
Los científicos intentaron interferir con los procesos de pensamiento implicados, proyectando luces rojas cerca de las manos de los voluntarios. Pero éstas afectaban al tiempo que tardaban los sujetos en reaccionar sólo cuando eran proyectadas cerca de sus sombras.
Al hacerlo, se confundía a los voluntarios y se interfería con su habilidad para tomar una decisión rápida. Los resultados indicaron que el acto de tocar la sombra de una persona afecta a su sentido espacial y puede distraerla de una tarea específica, restándole eficacia a sus movimientos.
Estas investigaciones sugerían que el «esquema corporal» –la imagen interna que las personas tienen de su cuerpo–, puede extenderse más allá de la piel y, por lo tanto, que la sombra del cuerpo tiene un efecto profundo sobre la percepción visual de los sujetos.
«Los resultados obtenidos indican que las sombras proyectadas por distintas partes del cuerpo de una persona pueden suplir el hueco entre el espacio personal y el extra-personal», explica Pavani.
Según los citados psicólogos, la sombra actúa como una extensión del cuerpo al convertirse en un punto de referencia distante que ayuda a las personas a realizar sus tareas. El cerebro desarrolla un mapa interno que le permite definir exactamente donde está el cuerpo.
La imagen proyectada por éste podría formar parte de ese mapa. Humberto Castiello afirma que «cuando vemos algo a punto de contactar con el borde de nuestra sombra, la actividad cerebral sugiere todo lo contrario, como si el contacto no fuéramos a producirlo nosotros, sino que viniera del exterior».
En breve, estos investigadores publicarán sus resultados más recientes en la revista Experimental Brain Research. «Hemos descubierto que las sombras del cuerpo actúan como un impulso o clave para nuestra atención selectiva; por ejemplo, nuestra habilidad para seleccionar información pertinente en el entorno», asegura Pavani.
Específicamente han comprobado que el simple hecho de mirar la sombra de una mano, por ejemplo, alerta a la persona para los episodios táctiles que pueden afectar a esa parte concreta de su anatomía.
«Resulta notorio que esto sucede incluso aunque los participantes no tengan ninguna razón estratégica para dirigir su atención hacia una parte del cuerpo en vez de a otra. Así hemos podido llegar a la conclusión de que la sombra podría ser una clase especial de clave para nuestra atención selectiva. Otras claves especiales para el mismo fin son, por ejemplo, los ojos y ciertos movimientos biológicos», concluye Pavani.
Simon Unger, psicólogo de la universidad de Guildford (Surrey, Inglaterra) ha señalado que un fenómeno similar también se produce en otras situaciones: «Cuando los ciegos tienen que utilizar un bastón blanco, dicen que lo sienten como una extensión de sus dedos».
Esto explicaría que nuestros ancestros creyeran que su sombra se extendía más allá de ellos mismos y que era parte intrínseca de su ser, cuando no su propia alma o su cuerpo astral.
En muchos grupos primitivos existe la idea de que el espíritu de un hombre podría abandonarle temporalmente sin causarle la muerte. Los viajes que efectuaba en estos casos –por ejemplo, durante el sueño– podían ser peligrosos.
Si todo iba bien, el alma errabunda, por lejos que viajara, acababa regresando al cuerpo. Siempre que permaneciera intacta, el hombre normalmente estaba a salvo.
Pero si resultaba herida durante ese viaje, el cuerpo también resultaba herido y, si por algún motivo, no podía regresar a éste, el hombre moría. El folklore recoge innumerables ejemplos de esta creencia.
Sin embargo, resulta más reveladora la visión que nos ofrece la psicología moderna. Ésta se refiere a la sombra como aquella parte del psiquismo inconsciente contiguo a la conciencia, aunque no aceptado necesariamente por ella.
Las bases las había sentado Carl G. Jung en 1945, al definir la sombra como lo que una persona no quiere ser: «Uno no se ilumina imaginando figuras de luz, sino haciendo consciente su oscuridad».
Esto sugiere que la fascinación que ejerce la sombra física sobre los seres humanos también podría surgir de que evoca inconscientemente a su homóloga psíquica.
Esta última se proyecta en los sueños bajo la figura de ciertos personajes que expresan aspectos no necesariamente maléficos, pero que pueden llegar a serlo. Según Jung, «sólo deviene peligrosa cuando no le prestamos la debida atención».