viernes, 28 de octubre de 2011

monasterio de boltaña 2 Fotografía realizada por Carlosgg, EstherCM y Jaydi7675

monasterio de boltaa 2 (Jaydi y...) Tags: espaa spain huesca ghost aragon spa espectro fantasma monasterio pirineo mobiliario antigedades boltaa barcel carlosgg jaydi7675 monasteriodeboltaa esthercm

Leyenda ''El misterioso cerro de San Juanillo''



Desde el apacible y pintoresco valle de Jesús de Otoro, se divisa en los días despejados un cerro puntiagudo que corona la Sierra de Montecillos
Es el famoso cerro de San Juanillo que se levanta majestuoso y silencioso, con una belleza extraña que sobrecoge ¡Cuantas historias y leyendas extrañas cuentan los otoreños viejos, en las noches de luna llena! Cuando entre la sombra y la triste claridad se dibujan, allá en el sur-este del poblado, los contornos tenebrosos de San Juanillo.’’
En la base del cerro descansan los caseríos de ‘’ La Danta’’ y ‘’Piedras Gordas’’ con casitas de bahareque y paja. Sus habitantes se dedican al cultivo de maíz, frijol, el café y la caña de azúcar, productos que sacan a los mercados de Siguatepeque y San Pedro Sula. Los habitantes temen a San Juanillo. Nadie es tan imprudente como para penetrarlo durante el día, mucho menos por la noche, porque no es el primero que ha hecho viaje y no ha regresado para contar sus misterios y aconsejar a los temerarios que nunca faltan, para frenar sus deseos de escalar aquellas laderas llenas de roble y pino, para llegar hasta lo desconocido y desentrañar el enigma.
Por las noches, recién pasada la hora de la oración, puede escucharse el canto lejano de un gallo en la cima de San Juanillo y de vez en cuando repique de campanas sonoras que rompen el aire.
Hace mas de 30 años un niño de ‘’La Danta’’ extravió el camino y en lugar de tomar la vereda que conducía a su caserío comenzó a subir una pendiente que se le antojo interminable.
Cuando el cansancio lo comenzaba a vencer, penetro en un paraje exuberante de arboles frutales y flores extrañas, siguió caminando, el cielo lucio claro y sin nubes. Escucho el canto de un gallo… el ave se encontraba subida en la rama de un  árbol de pino, sus plumas y todo su cuerpo eran de oro.
EL niño estaba maravillado: la vegetación, el murmullo de las hojas tocadas por el viento, el canto alegre de los pájaros, el prado limpio y resplandeciente… pero sobre todo la sensación de paz… Cuando comenzó a caer la noche, la luna reemplazo al sol, el niño busco abrigo bajo un árbol, después se durmió. Cuando despertó se encontró a la orilla del camino real. Lo increíble y la realidad se mezclaban en la mente confundida del pequeño.
Hubiera deseado quedarme allí – nos dice el campesino Juan Hernández, hoy padre de 8 hijos.
Con el corre de los años dos hombres de Comayagua intentaron escalar el cerro SUS CADAVERES aparecieron a los tres días de iniciada la aventura.
El suceso mas recordado es el del gringo aquel que un día apareció en Jesús de Otoro. Muchos lo recuerdan: llevaba cantimplora, botas de cuero, un enorme sombrero, mochila y ropa de caqui.
Busco un guía , lo encontró.. se dirigieron a San Juanillo  en una mañana soleada. El guía apareció casi muerto de hambre y sed en lo mas espeso de la montaña de ‘’El Palmar’’… el gringo fue encontrado muerto a los 15 días a la orilla del camino real, su cuerpo estaba en buen estado. Un helicóptero de la Misión Americana vino a recoger sus restos.
Las investigaciones realizadas no prosperaron gran cosa porque las explicaciones para los encargados de la ley eran absurdas. El guía insistía que había permanecido en un sitio poblado de arboles frutales, flores de formas y colores desconocidas y poblado de aves cantoras. El gringo según la versión del sobreviviente, quedo ‘’encantado’’ de la belleza que ofrecía la naturaleza y siguió adelante, -yo tuve miedo y regrese, declaraba.
El caso ha quedado en el misterio. Se especula que el norteamericano andaba realizando investigaciones geológicas y que su viaje no tuvo que ver con los deseos de averiguar los misterios del cerro de ‘’San Juanillo’’
¿Quién es el valiente, que se atreverá a llegar a la cima del cerro encantado? San Juanillo sigue alla, silencioso y rodeado de aldeas centenarias. Muchos quieren oír su leyenda, pocos tienen el ánimo de iniciar la aventura.

No hay comentarios: