viernes, 11 de noviembre de 2011




" La tarde va a morir; en los caminos 
se ciega triste o se detiene un aire 
bajo y sin luz; entre las ramas altas, 
mortal, casi vibrante, 
queda el último sol; la tierra huele, 
empieza a oler; las aves 
van rompiendo un espejo con su vuelo; 
la sombra es el silencio de la tarde. 
Te he sentido llorar: no sé a quién lloras. 
Hay un humo distante, 
un tren, que acaso vuelve, mientras dices: 
Soy tu propio dolor, déjame amarte. " 

Luis Rosalles

No hay comentarios: