viernes, 11 de noviembre de 2011

Nacida el 12 de junio de 1929 en Alemania, Ana fue una adolescente común de la época. Durante la Segunda Guerra Mundial, para escapar a la persecución nazi junto a su familia vivieron ocultos en Amsterdam en un anexo secreto del negocio de su padre Otto. Durante 25 meses ese fue su mundo, en él transcurrieron las horas y los días, mientras Ana registraba sus vivencias y temores en un cuaderno de tapas rojas. Por fin fueron descubiertos y deportados a un campo de concentración. En marzo de 1945, días antes del fin de la guerra falleció víctima del Tifus en el campo de Bergen-Belsen.




No tengo suficiente fe en Dios...Mi miedo me hace querer gritar...
(Diario de Ana Frank, 29 de diciembre de 1943)

No hay comentarios: