sábado, 5 de noviembre de 2011


Manuelita Sáenz cuenta su intimidad con el Libertador

de Móni Na
“Se acercó a mí para acariciar mi rostro;  tocó suavemente mis labios. Le miré en silencio; podía leer toda una historia en sus penetrantes ojos y en las arrugas que le atravesaban la frente. Manuela…, compartamos este hermoso silencio – me dijo besando mis párpados con ternura. Un gran escalofrío recorrió mi cuerpo; lo abracé con fuerza como si temiera caerme en un abismo. Nos besamos prolongadamente. Su respiración se agitaba. Ambos queríamos poseernos. Su respiración se agitaba. Ambos queríamos poseernos. Caminamos a su alcoba desde la sala contigua; dejé caer mi capa y comencé a desatar mis cabellos. Un solo candelabro proyectaba nuestras sombras en la pared mientras nos desnudábamos; éramos solamente dos sombras cuando nos unimos. Besó mis pezones endurecidos, y luego mi vientre. Penetró en mí como un río turbulento para inundar todas mis íntimas y humedecidas raíces; cubría cada espacio de mi cuerpo y yo, a la vez, lo contenía”.

“Era apasionado en la intimidad. Cada uno de nuestros encuentros era novedoso, distinto del anterior; no nos faltaba la imaginación para disfrutar de un amor renovado; yo le sorprendía con mis habilidades en este campo. A pesar de su delgada figura, poseía una energía que me impresionaba; era incontenible, incansable. En realidad, ambos éramos muy parecidos; competíamos en las caricias y trucos del amor, reconociendo y memorizando todas las partes de nuestros cuerpos: su forma, su olor, su aspecto. Librábamos verdaderas batallas en las que él siempre deseaba triunfar, pero sabía que se enfrentaba con un rival, a veces superior, que lo dominaba en poco tiempo. Cada uno disponía de sus propias armas que eran utilizadas con suma destreza. Ninguno de los dos aceptaba la rendición, aunque sí un armisticio”.



Estas confidencias de Manuelita Sáenz … a mi me a ha dejado perpleja la forma tan descriptiva de su relación con el Libertador… me confirma una vez más que las mujeres somos, realmente honestas con nuestros sentimientos, y valientes  al enfrentarlos… a mas de que siempre hemos tenido  un papel , muy importante en la historia de nuestros pueblos…

No hay comentarios: